En la historia de civilizaciones tan importantes como la romana, la griega o la egipcia, el masaje ha sido practicado y estudiado como parte de las técnicas utilizadas para sanar y relajar al cuerpo. Su práctica ha ido evolucionado de muchas maneras hasta nuestros días.

La medicina tradicional tailandesa se ha desarrollado bajo el influjo de varias culturas debido a su localización geográfica. Tailandia se conocía hasta 1934 como Siam, reino situado en un importante cruce de caminos de antiguas rutas comerciales y migratorias. Su historia, cultura y medicina han sido afectadas por su geolocalización. Tailandia recibió el flujo de distintas culturas (hindúes, chinas, mongoles, birmanas, tibetanas y camboyanas).

La influencia más importante viene ligada a la religión budista es sin duda la medicina ayurvédica, procedente de la India y la medicina tradicional china. Cuenta la leyenda que hace 2500 años el Dr. Jivaka Kumar Bhaccha, medico personal de Buda y experto en técnicas ayurvédica, creó la técnica que hoy se conoce como masaje tailandés. Desde aquel entonces, los conocimientos y las técnicas fueron pasando a los monjes y monjas budistas de su alrededor siendo el los templos los únicos lugares donde se realizaban estas prácticas.